La Torre Iberdrola, convertida en un “palo de lluvia” hasta el 13 de abril 

El artista Eugenio Ampudia presentó ayer un innovador proyecto artístico en la fachada del edificio 

La Torre Iberdrola inauguró ayer un proyecto artístico que podremos ver cada noche hasta el 13 de abril. La intervención es obra del artista Eugenio Ampudia, y pretende imitar un palo de lluvia, instrumento que, al ser agitado, emite los sonidos de las gotas de agua al caer.

Esta acción tiene lugar con motivo de las iniciativas que la compañía desarrolla la semana previa a su Junta General de Accionistas, el 13 de abril. Las luces se iluminarán cada noche hasta ese día entre las 20.30 y las 23.30.

Pero este juego de luces no es algo aleatorio. Según la compañía, el proyecto combina los datos de temperatura, presión atmosférica, humedad y fuerza del viento de las ciudades de Brasilia y Bilbao. Así, el artista ha querido resaltar la relación entre tecnología y tradición. El encendido y apagado de las luces dependerá de la información extraída en tiempo real de las estaciones meteorológicas de ambas ciudades.

Otro proyecto similar se llevó a cabo por el mismo artista en 2016. La obra “Switch-On” conectó Bilbao con personas de más de 15 países estableciendo una interacción entre el público y las luces del edificio. Los elementos tecnológicos que utilizó en aquella ocasión han sido reciclados para este proyecto, añadiéndole un valor ecológico. Además, el consumo eléctrico de esta obra no superará al de seis lavadoras domésticas.

 

Imagen del proyecto realizado en 2016

Ampudia ha señalado que “es necesario acortar distancias entre sociedades, poner sobre la mesa una posible relectura sobre la globalización y cómo el arte puede ser un eficaz agente de comunicación”. Además, añade que “se trata de acercar espacios -ciudades- y visualizar conceptos como atmósfera, clima, sostenibilidad, sin perder de vista que hay objetivos globales de lucha contra el cambio climático que deben unirnos».