Los años decisivos de Chagall, en el Guggenheim

La muestra se inaugura hoy y se podrá ver hasta el 2 de septiembre

El Museo Guggenheim inaugura hoy la exposición Chagall. Los años decisivos, 1911-1919. Una muestra que reunirá más de 80 cuadros del pintor producidos en los ocho años más significativos de su carrera. Ocho años que comienzan en París, que para el artista fue la «ciudad de la luz», y terminan en Rusia, donde le sorprendió el estallido de la Primera Guerra Mundial.

Para el pintor, esta estancia en París fue decisiva. Allí descubrió la luz, que los rusos no usaban en sus pinturas, y lo incorpora a sus cuadros con un componente emocional para reflejar el alma humana. De ahí el uso de azules, rojos y verdes intensos para colorear las caras de sus personajes. Además, durante su estancia en París absorve influencias de las vanguardias, a las que no era ajeno. Sin embargo, esta época de luz se ve truncada por su regreso a Rusia en 1914. Viajó a su tierra natal para asistir a la boda de su hermana y visitar a su prometida, cuando se vio sorprendido por el estallido de la guerra, que le obligó a quedarse allí durante ocho años.

En este periodo, se descubre un Chagall totalmente nuevo que afronta las imágenes de la guerra con dibujos en tinta china desgarradores. Por otro lado, este período nos deja también escneas cotidianas o paisajes, obras más «lógicas». No obstante, su imaginación vuelve a “volar” cuando representa el amor y su relación con Bella Rosenfeld.

La muestra, que se podrá ver hasta septiembre, recorre esta etapa crucial para el autor. Entre los cuadros, podremos apreciar obras tan icónicas como El paseo o Bella e Ida en la mesa.

 

«Bella e Ida en la mesa», en la muestra que se inaugura hoy sobre el artista

 

«El Paseo», en la muestra que se inaugura hoy sobre el artista