in%cc%83akilopez-copia

(entrevista 2014)

Ha llovido bastante desde que este periodista vasco comenzó recorriendo las calles, micrófono y cámara en mano, haciendo preguntas de calle a los ciudadanos.

Su carrera profesional ha destacado en TeleBilbao y en programas de gran audiencia en ETB, como “Pásalo” que alcanzó la cifra de 1.418 progarmas o el debate de “El conquistador del fin del mundo”, convirtiéndose en uno de los presentadores estrella de la televisión vasca. Recientemente trabaja en el programa de la 6, La Sexta Noche

 

Iñaki ¿Qué le dirías a alguien que no conoce Bilbao para animarle a visitarnos?

Pocas ciudades vas a encontrar con una oferta tan completa como Bilbao. Es que no nos falta un detalle oiga! Cultura, arquitectura, gastronomía, comercio….y a unos minutos en metro, playas, naturaleza, puerto viejo de Algorta, Puente de Portugalete, Plentzia, las sardinas del Mamarro en Santurtzi… Lo dicho, oferta a cascoporro que ciudades mucho mas grandes ni sueñan con tener.

Y luego…la guinda del pastel: Los bilbaínos! Eso si que abunda sobremanera en la capital de Bizkaia mientras que es un bien escaso en otras partes del mundo…

 

¿Qué echas de menos cuando estás fuera?

La ganas de vivir la calle que tenemos en el botxo. El mal tiempo nunca ha sido problema en Bilbao para que nos echemos a la calle a la mínima. Más incluso que en ciudades de esas llamadas “mediterráneas” donde a pesar del mejor clima no es tan común ver esas concentraciones humanas tan habituales en Bilbo. Sera que tenemos escuela con tanta manifestación como hay por la villa, pero me gusta ese afán por ocupar la calle que tenemos por aquí con cualquier objetivo, lúdico o reivindicativo.

 

Un día perfecto para Iñaki López…

Un buen día para mí empieza necesariamente tarde. Si hay que madrugar, no es un buen día. Madrugar y alegría son conceptos incompatibles en mi caso.  Así que saldría a la calle directamente a comer. Me gusta el pescado así que optaría por el “Perro chico” en Bilbao la vieja, o el arroz de “La Kuina” en el casco, o si el plan es más económico, un cuscús en el “Bere-bar” de San Francisco… Unas compras por “Bola 8” en la parte vieja, “Power records”, “Flamingo records”, discos Bolan en Indautxu, (que tiendazas de discos conservamos en la villa!) la premiada librería Joker de Alameda Urquijo…  Y por la tarde unos pintxos por “Bitoque de Albia” en Mazarredo, la calle Jardines del casco, el “Irrintzi”… Por la noche, mi momento favorito del día sin duda, curiosa contradicción esta,  lo ideal sería un concierto en el Antzoki o Azkena, unas cañas en el Residence de Manu, un Cosmopolitan de Narciso en Bitoque y bajar al casco a perderme…Gure txoko, Kogoio, Katu, Muga, Iturribide… hasta que “el sol me diga que es de día” que cantaba Barricada…

 

¿Y de noche?

En Bilbao hay una noche para cada necesidad. Si quieres sorprender a alguien y vas a todo trapo “Kate-zaharra” es tu opción. Tienes sitios de rompe y rasga como Bascook o el Zortziko para quedar como un Titán. Y la oferta de restaurantes en Bilbao no deja de crecer, con cosas sorprendentes  como el restaurante “la mina” en Bilbi. Si tu noche va con los tiempos de crisis actuales tienes las hamburguesas de “HDH” en Indautxu o “Peggy Sue’s” en Poza, o las míticas de la Florida en Campuzano. Nivelón oiga! Para después de cenar, siempre busco algún sitio con buena música. Nada de radio formulas cansinas y aburrientes ni facilones éxitos de la pop-star  de turno. Ahí si que no paso ni una, los rockeros somos así de selectos con lo que nos llevamos al oído. Azzurro en el centro, Barrenkale, Iturribide, la planta diablo de Le Club, el Azkena…afortunadamente…aún tenemos opciones!

 

¿Algún rincón poco conocido pero recomendable?

Sigo pensando que incomprensiblemente existe aún un número importante de bilbaínos que se niega a dejarse ver por Bilbao la vieja… y no lo entiendo. El barrio ofrece un museo digno de verse en una iglesia remozada, salas de concierto, bares golfos, restaurantes de rancio abolengo, de los baratos, exóticos, edificios dignos de la Gran Vía, Bilbao Arte, paseos, historia, un comercio diferente….hay que descubrirlo, el que no lo haya hecho ya. Otro rincón recomendable? Olabeaga. Un trago en “La Karola” es sencillamente revitalizante…